El dolor de los embarazos ajenos


Después de más de dos años y medio buscando nuestro embarazo, dos años y medio soñando con nombres, dos años y medio pensando si prefiero carro o mochila de porteo, dos años y medio preguntándome si mi bebé será de lo que duermen toda la noche, dos años y medio visualizando un parto, mi parto, que nunca llega, después de más de dos años y medio cruzando los dedos para que cada ciclo menstrual de larga duración que tengo sea ese mes en el que no me venga la regla, después de más de dos años y medio haciendo pruebas y pasando por potros de ginecólogos como algo tan normal perdiendo la vergüenza y la dignidad, en los que una aguja sacándome sangre se ha convertido en rutina, dos años y medio en los que incluso ha dado tiempo a tener ropita de bebé que mi madre me regaló con mucha ilusión para ver si nos traía suerte, después más de dos años y medio soñando con mis hijos correr por la casa, soñando con que esas visitas al ginecólogo sean ecografías para ver el latido de un corazón creciendo en mi, después de dos años y medio en los que incluso he sacado fuerza de donde no la había para enfrentarme a mis demonios acudiendo a psicoterapia, después de más de dos años y medio llenos de tristeza, llenos de esperanza, llenos de un vacío que no se ha llenado todavía, después de más de dos años y medio en los que soy madre por dentro, después de más de dos años y medio me sigue doliendo, duele tanto que siento que soy un monstruo por no poder alegrarme por los demás, me siento como un monstruo por tener envidia y desear haber sido yo, me siento mal por pensar ¿por qué nosotros no? Y esos sentimientos enfrentados me causan todavía más dolor. Pensaba que lo tenía superado, que los embarazos de otras personas no me afectaban pero esta semana me he enterado de tres, además así de sopetón.

Independientemente de que sean personas que me caen bien, personas que me caen mal o personas a las que amo infinitamente.
Duele, y se que no me va a dejar doler por mucho que pase el tiempo. 


¡Un saludo y no te vayas sin dejar tu comentario!


                      

Comentarios

  1. Ya te lo he dicho alguna vez, no eres un monstruo, yo creo que es lo más normal del mundo, así que no te sientas mal por lo que sientes. Un beso hermosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Krika, alivia saber que es algo normal sentirse así.
      Otro abrazo para ti !

      Eliminar
  2. Buff ... la de veces y años q me sentí así nadie lo imagina lloraba todos los días me deprimí y perdí mucho peso 5 años o 7 perdí la cuenta de las noches y días q soñé con ser papis y cada anuncio de embarazo ya lo intuía o lo veía es q para mí todas las parejas lo hacían para fastidiarnos la existencia, pero amiga después de 3 tratamientos, todos los miedos habidos y por haber, lloros etc por fin puedo decir que soy mami y es tal como imagine con sus dificultades y momentos duros pero aquí está nuestro bebé deseado, súper contentos y si que merece la pena esperar. No te desanimes aunque suena a tópico luchar hasta que los médicos te digan basta pero mientras hay esperanza se puede conseguir y tener mucha fe, niños rindas 😘😘😘. Ah y aclaración no eres mala persona yo hasta a veces deseaba q pasara algo para no verlas embarazadas amigas y no tanto era muy duro pero mi Psicologa decía que eso era normal y no era mala persona así que es un sentimiento como otro cualquiera no seas dura contigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Monica, historias como la tuya me anima mucho a seguir adelante con esta lucha que a veces parece hacerse infinita e imposible. A veces intento imaginar como sería mi vida sin hijos pero desando tener una familia desde los 20 años me resulta muy difícil, por no decir imposible imaginar mi vida sin hijos y creo que ahí es donde reside la fuerza para seguir luchando.

      Un abrazo!

      Eliminar

Publicar un comentario

Tus comentarios son parte de la vida de este blog.
¡¡Gracias por pasar por aquí!!